La excelencia en el diseño a menudo se debe a una asociación de ideas simples.

En el caso del carro Boby de B-line con ruedas, la unidad de almacenamiento diseñado por Joe Colombo en 1970 se convierte en una cajonera móvil funcional y práctica. Ganador del primer premio SMAU y presente tanto en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York y como en la “Triennale” en Milán, Boby ha contribuido a escribir la historia de los productos de diseño.

Representado en el catálogo de B-line con los colores blancos, negro y rojo, desde el principio Boby permaneció firmemente inmune a las tendencias pasajeras. Durante sus cuarenta años de ediciones limitadas se han producido en los colores amarillo mostaza, naranja, musgo verde y azul eléctrico; los cajones en diferentes colores, perfectamente en línea con el estilo que se proponía en los años setenta;

El carro Boby se ha preferido por los usuarios en color moca, antracita, aluminio y gris en todas sus diferentes tonalidades, pero siempre en colores neutros.

Colores B-line

Según los entornos en donde se ha utilizar el carro Boby, la elección de un color u otro va a ser determinante ya que se trata de un producto para hoteles, estudios y comercios en general. En el espacio del hogar cualquier color de la muestra de colores es acertado.