Para saborear la auténtica esencia de Formentera, también influye el tipo de alojamiento que escojamos para pasar allí unos días, semanas o meses. Hay una gran variedad de alojamientos, hostales, pensiones, apartamentos, hoteles…pero nada comparable a una auténtica casa payesa.
Una buena casa rural payesa debe reunir algunas condiciones esenciales.
Una de ellas es la ubicación. ¡Fundamental! Una zona tranquila de la isla que nos permita noches silenciosas. Para conseguirlo necesitaremos acceder a la casa elegida a través de uno de los pedregosos caminos decorados tan solo con vegetación isleña, sabinas, piteras, higueras y muros construidos piedra sobre piedra.
Los olores y el silencio no se verán, pero se intuirán y nos transmitirán una sensación especial nada más llegar a la casa.
Otro de los requisitos son los auténticos muros de piedra que dan forma a las casas. Nos permitirán disfrutar de la estancia a una temperatura muy agradable sin necesidad de aire acondicionado artificial.
Toda casa payesa debe contar con un porche o terraza con vistas al mar donde poder disfrutar de una cena bajo las estrellas de Formentera.
Estas estupendas casas se completan con una decoración especial, suelos de arcilla, azulejos, cuadros, vasijas, cortinas…
Si quieres una casa con todo esto Can Toni Blay es el sitio adecuado, donde además cada cliente recibe un trato especial.

Alojamientos payeses Formentera:

Casa Tramontana 

Casa Tramontana Formentera- Can Toni Blay

Vistas casa Tramuntana Can Toni Blay


Casa Migjorn

Casa payesa Migjorn en Formentera

Vistas desde Casa Migjorn en Formentera

Casa Llevant

Casa Llevant Formentera


Casa Xaloc

Casa Xaloc en Formentera – Can Toni Blay 

Visita Can Toni Blay y conoce con mayor profundidad los alojamientos payeses en Formentera >>